Minera Los Pelambres beneficia a personas de la comuna de Salamanca con curso de capacitación dictado por la Oficina de Capacitaciones ULS

Esta iniciativa busca para aumentar la empleabilidad de los vecinos de distintas localidades.

Cuncumén, Batuco, Tranquilla, Chillepín y Quelén Alto son las localidades que han participado de esta invitación realizada por la Subgerencia de Empleabilidad de Minera Los Pelambres, quienes han desarrollado un programa de capacitación en alfabetización digital para vecinos, realizado por la Oficina de Capacitaciones de la Universidad de La Serena.

El objetivo de estos cursos es que los participantes puedan ampliar sus oportunidades laborales y personales, a través del dominio de diversas herramientas computacionales. Hasta el momento se han desarrollado cursos de Excel básico e intermedio para 147 vecinos.

A juicio de Jaime Sáenz, coordinador de capacitación de la Subgerencia de Empleabilidad de MLP, “estos cursos han resultado muy útiles para los vecinos, ya que les han entregado herramientas para mejorar su trabajo diario tanto en el ámbito laboral como doméstico. Además se agradece la cooperación y el servicio de calidad entregado por la Universidad de La Serena, que ha acompañado a los vecinos en forma constante en su proceso de aprendizaje”.

Estas actividades se ejecutaron en modalidad a distancia, mixta, con el curso precargado en una tableta, la que quedó en poder de los participantes, y con clases sincrónicas de reforzamiento.

Al respecto, el encargado de la Oficina de Capacitaciones, Mg. Pablo Sánchez se refirió a la modalidad realizada y a la oportunidad que esta nueva línea de ejecución de cursos ha planteado para la Región de Coquimbo. “Este programa de cursos, da cuenta de la versatilidad que puede tener hoy la transferencia de conocimientos, que en este caso en particular, nos permitió sortear las barreras generadas por la pandemia en cuanto a la presencialidad, y al mismo tiempo barreras geográficas, y así acercarnos a localidades donde habitualmente tenemos dificultad para llegar. Por eso estamos muy contentos, primero de cumplir el desafío planteado por la Fundación MLP, con una alta valoración de los participantes; y en segundo lugar con el equipo de la Oficina que tuvo la capacidad de adaptarse a las nuevas exigencias que tuvimos durante estos últimos dos años”.