OTEC ULS mantiene exitosamente su certificación de calidad basada en la nueva versión de la Norma Chilena 2728:2015

Este reconocimiento permite garantizar la calidad según la normativa nacional y adicionalmente es un requisito para ser proveedor de Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (SENCE).

La Oficina de Capacitaciones, dependiente de la Dirección de Vinculación con el Medio y Extensión, DIVEULS, obtuvo su primera certificación de calidad el año 2006, y desde allí hasta la actualidad ha mantenido y recertificado su sistema de gestión de calidad según corresponda en periodos anuales. No obstante, lo más relevante es que, en esta oportunidad, es el segundo año consecutivo en que la auditoría externa no arroja “no conformidades”, lo cual es un resultado muy positivo, ya que sólo se han recepcionado oportunidades de mejora.

La Norma Chilena 2728:2015 fija los requisitos mínimos que deben poseer los OTEC para implementar un Sistema de Gestión de la Calidad destinado a satisfacer las necesidades de sus clientes. Mediante una auditoría, realizada por auditores externos pertenecientes a una entidad certificadora, se verifica que la OTEC cumple con los requisitos y recibe el reconocimiento formal que una entidad externa hace de este Sistema de Gestión de la Calidad.

Para el encargado de la Oficina de Capacitaciones de la Universidad de La Serena, Pablo Sánchez, esta instancia “significa, primero que todo, la oportunidad de ofrecer a nuestros alumnos la tranquilidad de estar frente a una OTEC que está en constante mejora y tiene sus procesos internos ordenados, lo que indudablemente nos da una seriedad y transparencia de cara a ofrecer un mejor servicio a nuestros alumnos”.

Por otra parte, respecto a la certificación que entrega esta empresa externa, agregó que “el hecho de no tener ninguna no conformidad en los últimos dos años, es algo inédito para muchas empresas; lo cual nos refuerza como equipo y valida nuestro trabajo”.

Para finalizar, la Directora de Vinculación con el Medio y Extensión, Dra. Catalina Cvitanic, destacó la labor del equipo y lo que significa esta certificación, ya que da cuenta que el sistema de calidad funciona de forma óptima. “No sólo hemos logrado una mantención de la certificación, sino que la hemos pasado con excelencia, lo que confirma que un trabajo de equipo guiado con procesos claros que apuntan a una mejora constante y continua, es sinónimo de calidad”. Asimismo, resaltó que “la nueva variable que se está incorporando en los próximos procesos de acreditación en las universidades es la calidad, por tanto, nuestra OTEC puede ser un referente para otras unidades de la ULS”.

Este reconocimiento permite a la Oficina garantizar la calidad de sus procesos según la normativa chilena y ser proveedor de SENCE, lo cual significa que las empresas pueden acceder a los cursos codificados, mediante franquicia tributaria.